Ídolo en Copán
Ídolo en Copán

Han transcurrido más de ciento cincuenta años, desde que Frederick Catherwood y John L. Stephens emprendieron dos expediciones a las regiones de Yucatán, Chiapas, Guatemala y Honduras, descubriendo y documentando los extraordinarios monumentos de la fastuosa e incomparable cultura maya.

Como se sabe Catherwood y Stephens fueron los primeros viajeros de habla inglesa, quienes exploraron las regiones habitadas por esta cultura, dejando un legado gráfico de enorme valor, especialmente Catherwood (1799-1854), arquitecto de profesión, cuya verdadera habilidad fue dibujar vistas de los antiguos monumentos con sagaz percepción y exactitud.

La figura de la estela del ídolo de Copán, con una altura de más de tres metros, lleva puesta una falda con diseño en forma de red, joyas en pedrería, un enorme tocado, y un bien ornamentado cinto con máscara colgantes, además de un cetro con dos protuberantes cabezas de serpiente. Cuando Catherwood y Stephens excavaron esta escultura, la vestimenta y la ausencia de barba, los llevó a pensar que se trataba de la imagen de una mujer. Aunque cabe resaltar que los hombres mayas solían usar túnicas largas en sus ceremonias religiosas, y hoy en día los expertos concuerdan que esta imagen representa a uno de los gobernantes más famoso de Copán, el Rey Waxaklajun Ub’aah K’awiil, vestido como uno de los dioses del maíz.